Consejos Clave para la vuelta al cole/trabajo

Consejos para evitar el síndrome pos-vacacional

Como afrontar la vuelta al cole/ la vuelta al trabajo y combatir los “September Blues”

Septiembre es un mes muy duro.. después de dos, tres meses de vacaciones, y una desconexión completa del mundo escolar y laboral. Nos cuesta volver en la rutina y los hábitos de estudio, y muchos de nosotros sufrimos del síndrome posvacacional, lo que se llama en inglés “September blues”.

The English Group os propone unos consejos claves para mejor afrontar la vuelta, para que sea un retorno llevadero, con energías recargadas y con motivación por los techos!

Nuestros seis claves para afrontar la vuelta:

1. Say “Goodbye” to the Summer:

Despedir el verano. Cuando cambiamos de una estación a otra, o estamos en una fase de transición, es vital hacer una despedida. Aquí cada uno puede hacer una despedida según mejor le parece, con su propia imaginación y creatividad. Yo hago una pequeña celebración, imprimiendo la foto de vacaciones más bonita, y poniéndolo en un marco. Me regalo un marco bonito, o incluso, si os gusta manualidades, se puede hacer un marco personalizado. Así, con una foto bonita en nuestro marco, hacemos un repaso a todo lo bueno del verano y las aventuras que hemos vivido, las risas que hemos hecho…

2. Start a new project:

Cuando estás en una época sin trabajar pueden surgir miedos y dudas a la hora de reincorporarte a tu vida profesional. Y lo mismo pasa con los niños a la vuelta al cole.

¿Por qué no anticipar la vuelta pensando a un nuevo proyecto personal?

Durante los últimos días de las vacaciones me dedico a proyectar algo nuevo, para empezar septiembre muy motivada.

Podría ser redecorar tu salón, pintar un cuadro para tu habitación, ponerte a estudiar para sacar el carnet de conducir, o bien inscribirte a un curso de idiomas. ¡Mis amigos me dicen que, si tuvieran tiempo, les encantarían entrar en otro mundo aprendiendo el japonés, o bien, algo más facilito como el inglés o el francés! Aprender un idioma o hacer un cursillo es muy divertido después de un día delante del ordenador en la oficina J

3. Celebrate going Back to School:

Nuestros hijos siguen nuestro ejemplo, y por eso, si mostramos una actitud positiva, ellos nos copiarán. Ya sabemos que nuestros hijos aprenden más de nuestro ejemplo que de nuestras palabras.  Si nos ven desmotivados, preocupados por la vuelta al trabajo, quejándonos de tener que volver a trabajar, ¿cómo van a afrontar su vuelta al cole con ilusión?

¿En vez de verlo con un peso, y una obligación, porque no enfocarlos hacia los nuevos retos que conseguirán este curso escolar, y todo lo que van a aprender? ¡Les podemos recordar de sus amigos con los que se van a reencontrarse — igual hay algún compañero nuevo por descubrir!

4. Prepare and be organised:

¿Porque no aprovechar de la vuelta para limpiar y reorganizar las habitaciones de tus hijos?

¡Es el mejor momento!

 Se puede mirar la ropa que vamos a poder aprovechar, regalar la que ya no nos va a servir… Ellos pueden hacer lo mismo con los juguetes. En verano los niños crecen en madurez muy rápidamente, y es el momento de que se cuestionen con cuales juguetes van a seguir o cuales van a tirar o regalar.

Hacemos lo mismo con el material escolar, y hacemos un listado de libros a aprovechar, los que nos falta, y de los que podemos reciclar.  Con el listado de material que nos falta, podemos planificar un día divertido de compras con amigos, padres de amigos. Lo importante es no dejarlo todo para el último momento, ya que esto nos ayudará a tener una actitud más calmada al afrontar la vuelta.

4. Revise!

 Nos viene bien repasar nuestros quehaceres, nuestra rutina. Así podemos determinar cuáles serán las normas, horarios, actividades extraescolares que funcionaron bien el curso pasado. Descartamos las que no lo hicieron y buscamos nuevas. Pensamos al mejor plan de acción y así podemos empezar el curso motivados. Debemos descubrir lo que generó más armonía y lo que fue un error y demasiada tarea. Por ejemplo, si a nuestros hijos les iba mejor hacer los deberes nada más llegar del colegio o si era mejor que se distraen un poco antes de meterse a hacer los deberes, una vez descansados. En cada familia las cosas funcionan de manera diferente.

5. Adapt to change:

Procuramos que los cambios no sean demasiados bruscos para no desestabilizar la familia. Es mejor que se hagan de forma progresiva. Por este motivo, debemos usar nuestro sentido común y adaptar nuestros horarios de sueño, de alimentación y de hábitos al nuevo cambio. Una semana antes de empezar el cole podemos ir adelantando progresivamente la hora de ir a la cama y nos vamos levantando cada día un poco más temprano. También deberemos adelantar el horario de las comidas y de los hábitos: por ejemplo, empezar a establecer horarios y límites para los momentos de televisión, consolas, juegos…. Si lo hacemos poco a poco la vuelta al cole será más llevadera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *